Mathias: El primer niño en consumir aceite de cannabis en Paraguay.

Mathias González de 15 años, es un paciente con epilepsia refractaria desde los 4 años de edad. El mismo reside en Coronel Oviedo, es hijo de Fredy González y Zulma Sanabria.
Mathi pasó por todos los fármacos disponibles en el país, sin encontrar hasta la fecha uno que le calme completamente las convulsiones.

Mathias junto a su mamá Zulma.
En el año 2015 su neurólogo de cabecera -el Prof. Dr. Víctor Gaona- sugirió probar en el paciente el aceite de cannabis (CBD) e inmediatamente los padres se pusieron a mirar las opciones disponibles en el mercado internacional y el costo del mismo.
Finalmente optaron por el aceite de la empresa HEMD MEDS, el producto es traído desde San Diego (EE.UU) y tarda aproximadamente unos veintidós días en llegar al país.
Hecho histórico
En junio de este año, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, otorgó a los padres de Mathias el permiso para importar la medicina que le cambiaría la vida, siendo el primer caso oficial en conseguir este logro.

Nota de mesa de entrada de los documentos en el MSPyBS.
“Se empezó de foja cero, con una nota dirigida al Ministro -el Dr. Antonio Barrios- remitida por el médico tratante y de allí pasamos a varios estamentos del ministerio, como: Asesoría Jurídica, Drogas, Vigilancia Sanitaria, etc. Se cumplió desde el principio con el protocolo exigido y conseguimos el objetivo” recordó Zulma, madre de Mathias.
Actualmente, el dictamen de la Asesoría Jurídica, como así también de la Vigilancia Sanitaria no tarda mucho en salir, toda vez que el paciente cumpla con cada uno de los requisitos exigidos por estos estamentos. Los mismos permisos son otorgados bajo la figura de USO COMPASIVO y no se puede traer más de lo que el paciente necesite mensualmente.
Con este importante paso, se logró que hoy día cualquier paciente que precise del aceite pueda conseguir el permiso de importación, acercándose al MSPyBS, siempre y cuando tenga una orden médica.
Cada paciente muestra mejoría en el tratamiento médico en mayor o menor tiempo. En el caso de Mathias los resultados empezaron a notarse a las dos semanas de haber consumido el aceite de cannabis. “En Mathi vimos que las crisis se redujeron, dormía mejor y ya no tenía pesadillas ni las crisis nocturnas que antes le daban” relató su madre.
Certificación internacional
En EE.UU, el aceite de cannabis obtuvo su registro en el año 2002, otorgado por la U.S Food and Drug Administration y la Food Safety Modernization.

Certificado del registro sanitario del aceite medicinal de cannabis, elaborado en EE.UU.
CAMEDPAR sigue en la lucha por recibir una ayuda gubernamental para abaratar los costos del aceite de cannabis y que en un futuro cercano, este pueda ser procesado en algún laboratorio nacional.
Comentarios